Skip to content

Spanish- parashat pinchas

parashat pinchas

Apreciar la Diversidad

El placer de hacer el bien

La pureza de nuestros motivos

Merecerse la Recompensa

Leiluy Nishmat- Moshe Ben Hazira, Letife Bat Farida, Eduardo David Ben Leah

Apreciar la Diversidad

El Midrash relata que Moshé no estaba seguro sobre quien debía sucederle después de su muerte (Midrash Rabbah 21:2). Por lo tanto suplicó a D-os que eligiera un sucesor adecuado para liderar a la nación. Señor del Universo, Tu sabe las opiniones de cada uno de ellos, y las diferencias entre unos y otros. Te pido que cuando fallezca, elijas  a un líder que aprecie la opinión de cada uno de ellos. Por eso Moshé dijo, יפקוד אלקים אלקי הרוחות (Que D -os de los espíritus elija…)

Sobre el tema de la diversidad, el Midrash (y también la Guemara) notan que si uno ve una gran cantidad de personas (600.000) debe decir la bendición ברוך אתה האלקינו מלך העולם חכם הרזים (Bendito eres Tu D-os el sabio de los secretos). El Midrash explica que igual que sus caras son diferentes, sus opiniones también lo son. Consideremos esta bendición por unos momentos. Es la única bendición en que nos referimos a D-os como El Sabio. Aunque el mundo está lleno de creaturas y creaciones que demuestran la infinita sabiduría de D-os, solo cuando vemos la imponente diversidad humana bendecimos a D-os como El Sabio. Por qué?

Podemos apreciar la respuesta a esta pregunta con el ejercicio siguiente. Imagina por un momento que entras a una gran sala de espera donde hay cincuenta personas más de tu sexo. Cuando miras a tu alrededor por si conoces a alguien, la primera cara que ves tiene un parecido sorprendente a nada más y nada menos que a… ti. Continúas mirando sus caras para contárselo a alguien que conozcas, y te das cuenta de que todos tienen la misma cara. Los escalofríos recorriendo tu espalda crecen cuando te vas dando cuenta de que todos tienen la misma voz, manerismos y opiniones que tú. Solo su nombre y origen separa su identidad de la tuya.

Al dejar esta pesadilla, es inevitable  darle gracias a D-os por haber creado un mundo diverso para nosotros. Es un mundo en que todos podemos sentir que somos únicos – y así es. Como nuestros sabios explican לעולם יאמר אדם בשבילי נברא העולם (Uno siempre debe decir que para él solo valdría la pena que D-os creara el universo).Y la individualidad en nuestros rasgos, voz, opiniones y huellas digitales constantemente nos lo recuerda.

En cierto sentido, el bien más grande que D-os ha otorgado a los seres humanos es su individual percepción y capacidad de reflexión (como se ve al principio de la Introducción al Jovot Halevavot). D-os podría habernos creado como robots – o seres que no pueden pensar de forma diferente y percibir la realidad desde distintas perspectivas. Reconocer la sabiduría de D-os en la diversidad de opiniones y puntos de vista que hay puede ayudarnos a apreciar estas diferencias mucho más. Y una vez lo hacemos, podremos llevarnos mejor con los demás. No es casualidad que los considerados sabios son normalmente los que respetan y valoran las opiniones de los demás. Esta es también la belleza de la oración en un minian (quórum de diez personas). Todos dicen las mismas palabras, pero con un significado único y personal.

Para concluir, veamos una vez más la afirmación de nuestros sabios citada anteriormente: igual que sus caras son diferentes, sus opiniones también lo son. Un individuo perspicaz explicó, con una sonrisa, por qué los sabios específicamente comparan las caras y opiniones. Igual que no nos molesta que la cara de otro sea diferente a la nuestra, tampoco debería importarnos si sus opiniones lo son.

Esto, en esencia, es lo que pidió Moshé a D-os – un sucesor que apreciara las diferentes opiniones y perspectivas. Esta cualidad es deseable no solo para un líder sino para cada uno de nosotros.

El placer de hacer el bien

Cuando mencionamos a grandes Rabanim y otros Tzadikim que han fallecido, acostumbramos a recordad su rectitud añadiendo, zejer tzaddik livracha (el recuerdo del Tzadik sea bendito). El origen de esta expresión es el libro de Proverbios del Rey Salomon (10:7) (El recuerdo del Tzadik es bendito, y el nombre de los malvados se pudrirá). Similarmente en nuestra Parasha, la Tora divulga el castigo que recibió Zimri por sus acciones y la recompensa de Pinjas por su valor y celos.

El significado común es que bendecimos el nombre y la memoria del Tzadik. Sin embargo, el Maguid de Dubno ofrece una explicación que enriquece el sentido de la costumbre. Él explica que al mencionar al Tzadik y bendecirlo, uno internaliza el placer de ser un Tzadik. De hecho, en ciertas sectas Jasidicas dicen que mencionar nombres de Tzadikim salva del pecado. Esto parece difícil de comprender, pero a la luz de las palabras del Maguid se entiende mejor.

El hecho es que nuestras acciones normalmente están motivadas por el deseo de placer. Y, por supuesto, uno evitará  acciones que conducen al dolor o simplemente no causan placer. Un fumador adicto, por ejemplo, dejará de fumar cuando su tos sea suficientemente seria. Un adolescente adicto al chocolate superara su adicción (al menos parcialmente) si su dermatólogo insiste en que el chocolate está arruinando su complexión. Por otro lado, uno a menudo transgrede sus valores más importantes cuando el placer a conseguir es bastante alto.

De vez en cuando nos enfrentamos al común dilema: el placer del pecado o el sufrimiento a seguir. Más frecuentemente el dilema es algo así: el placer de seguir durmiendo unos minutos o el dolor de perder el autobús y la reprimenda del jefe por llegar tarde (una vez más).

En ocasiones como esta, cuanto más asociemos el bien y la responsabilidad con el placer, y la maldad y la irresponsabilidad con el dolor, mejor para nosotros. Para conseguir esto haríamos bien en reflexionar sobre el versículo mencionado al principio:                                  זכר צדיק לברכה ושם רשעים ירקב – El recuerdo del Tzadik es bendito, y el nombre de los malvados se pudrirá.

La pureza de nuestros motivos

D-s recompenso a Pinjas con un Pacto de Paz por sus celos en la ejecución de Zimri y Cozbi. Como R Yehudah Tzadka nota, este episodio despierta una pregunta. Sabemos que dios recompensa a los justos medida por medida. La razón es para que conectemos la recompensa al acto y reconozcamos al que nos la da. A través de este ingenioso sistema, aprendemos que acciones debemos repetir. A la luz de esta regla como podemos entender un Pacto de Paz como recompensa a un acto de violencia­?

La respuesta dada por R Tzadka es que dos personas pueden hacer la misma acción con motivos totalmente diferentes. Un acto de celos, por ejemplo, puede hacerse por varios motivos. Razones negativas podrían ser el deseo de honor o aplastar al otro. Ninguno de estos fue el motivo de Pinjas. Él lo hizo porque ese era lo correcto.

El versículo que describe la reacción de Pinjas al sacrilegio de Zimri y Cozbi alude la pureza de la motivación de Pinjas. ויקח רמח (Cogió una lanza). Los comentaristas deducen de aquí que Pinjas no era como la mayoría de celosos. Ellos se pasean con una lanza –literalmente o figurativamente- para encontrar a alguien a quien clavársela. Pinjas, al contrario, tuvo que ir en contra de su naturaleza y coger una lanza. Por lo tanto era el candidato perfecto a celarse. Lo que hizo era exclusivamente un acto de auto sacrificio por la verdad. Moshé pronunció que era una situación en que los celos eran requeridos, y Pinjas prontamente intervino. Su acción violenta fue causa de la paz fundamental porque restauro la paz entre D-os y su pueblo. D-os mismo testifico esto a través de la recompensa del pacto de paz.

Pureza y motivos claros son algo que debemos buscar en todo lo que hacemos. Esto es especialmente importante cuando las acciones de otros nos parecen incorrectas y nos sentimos motivados a luchar por la verdad. Como podemos cual es nuestra motivación real? Una forma es preguntarnos a nosotros mismos preguntas profundas y verbalizando las respuestas. Por ejemplo:

Quieres estar envuelto tú mismo, o no te importaría si otro luchara por la verdad?

Si no estuvieras involucrado en la ofensa, tendrías las mismas ganas de acallar o vengarte del otro?

Si el que hiciera la maldad fuera un familiar o querido, todavía arreglarías la situación a cuenta de ellos?

Rabi Tzadka concluye la discusión con el aviso de que un posible celoso debe consultar a los sabios antes de actuar. Este es un método excelente para examinar su motivación. Si uno pasa por alto este consejo, arriesga perder su porción en el Mundo Venidero, y en este mundo también.

Merecerse la Recompensa

D-os nos pregunta: Quien me precedió para que yo deba pagarle? – Quien me alabo sin de que yo le diera un alma? Quien circuncido a su hijo sin que yo se lo diera? Quien colocó una mezuza en su puerta sin que yo le diera una casa? Quien construyo una sukkah antes de que le diera un lugar para hacerlo? Quien preparó un lulav sin que yo le diera el dinero para comprarlo? Quien puso tzitzit en su ropa sin que yo se la diera? (VaYikra Rabba 27)

Este Midrash parece sugerir que cada mitzva que cumplimos es percibida por D-s como una obvia expresión de gratitud por su gran bondad. Si es así, hay alguna manera de servir a D-os simplemente porque deseamos servir a nuestro querido D-os? Además, cuando terminamos nuestro pasaje en este mundo, como podemos esperar una recompensa por haber seguido las leyes de la Tora? Nuestra Parasha contiene la respuesta a estas preguntas. Pero primero, una introducción…

El Midrash comenta sobre Pinjas El se merece una recompensa – el Pacto de Paz. Esto quiere decir que se unió al resto de su familia como Cohen. De acuerdo al Targum Yonatan, significa que Dos le hizo inmortal, y tendrá el privilegio de anunciar la llegada del Mashiach y la Redención Final. Pero como podemos comprender que merezca una recompensa una vez hemos visto el previo Midrash en que vemos que las mitzvot son solamente una obligación?

Hay un dicho conocido del Rebbe de Kotzk que puede ayudarnos a comprender esta paradoja: Una persona no es valorada por la cantidad de mitzvot que ha hecho sino que por cuanto corazón pone en ellas, incluso una sola. Hay relativamente pocas mitzvot de la tora (mitzvot d’oraita) que podemos cumplir cada dia. De hecho, Rav Wolbe ztl estimó que solo hay 9 (de 248) tales preceptos positivos:

Recitar la Shema

Vestir Tzitzit

Ponerse Tefilin

Rezar

Estudiar Tora

La bendición de agradecimiento por el pan

Dar caridad

Respetar y levantarse para los sabios y ancianos

Reposar en Shabat

Como de bien servimos a D-os es más o menos determinado por este pequeño grupo de mitzvot. La clave, sin embargo, está en cuanto nos concentramos en ellas (esto es fácil de decir pero muy difícil de hacer ya que se hacen tan a menudo). Rav Yehudah Tzadka escribe que si uno cumple una mitzva por sincero amor a D-os y no solo por temor, puede legítimamente pedir recompensa por ello. La razón es que una mitzva por amor esta por encima de nuestras obligaciones. Cumplir una mitzva por amor es la expresión del deseo de cumplir la voluntad de D-os. Por un acto tan elevado uno merece un premio. Lo mismo es cierto cuando uno hace algo con mesirut nefesh (auto sacrificio). La dedicación y calidad de la mitzva justifican la recompensa de D-s.

Pinchas es un excelente ejemplo de ir más allá del deber. Actuó por el dolor que sintió al ver la profanación del nombre de D-os y la falta de respeto a Moshé. Al castigar a Zimri y Cozbi arriesgo su vida y por lo tanto mereció la inmortalidad.

Podemos aplicar este concepto de mejorar la calidad de nuestros actos a muchos aspectos en nuestras vidas: familia, amigos, trabajo… por mencionar unos pocos. Esto significa poner la calidad por encima de la cantidad, y pensar en lo que hacemos. El hecho es que mucha gente tienen horarios muy parecidos. Pero los que reflexionan sobre cómo mejorar la calidad de sus actividades generalmente tienen mucho más éxito que los que no lo hacen.

 

 

About the author, Yosef

Leave a Comment